Iluminación LED como solución en el ahorro energético

Iluminación LED como solución en el ahorro energético

La electricidad cada día es más cara, por eso, en este artículo te explicamos por qué la iluminación LED puede ayudarte y cómo puedes conseguir pagar menos por tu tarifa eléctricas con unos consejos muy sencillos.

Ahorrando con tu tarifa

Según la asociación de consumidores Facua (Consumidores en Acción), el recibo de electricidad de los españoles ha aumentado un 85% en los últimos 15 años, y el poder adquisitivo de las familias ha disminuido de forma inversamente proporcional al beneficio de las grandes empresas eléctricas. Por eso cada vez son las familias que buscan vías para ahorrar en su factura. Existen muchas formas de disminuir el consumo de kWh. Uno de ellos es mediante el ahorro energético, pero existe una forma mucho más instantánea.

Al contratar la luz es importante fijarnos en cuál es la potencia eléctrica que hemos elegido, ya que esto determinará el precio de nuestra factura y solo puede cambiar una vez al año. Por esto razón es muy importante realizar un estudio de nuestras necesidades al contratar el suministro eléctrico.

Otro punto clave al contratar la luz y el gas natural es fijarnos en que el precio que estemos pagando por el consumo sea el justo. Puede resultar complejo ya que existen muchos tipos de tarifas eléctricas. Por ello es recomendable utilizar un comparador de tarifas eléctricas. Esta herramienta web nos permite confrontar los diferentes precios. Además, el uso de un comparador de tarifas eléctricas es completamente gratuito.

La iluminación LED es la solución

A continuación vamos a enumerar una serie de razones por las cuáles te compensa pasarte a la iluminación LED:

  • Las nuevas bombillas LED suponen un ahorro en el gasto energético de un 60% con respecto a las bombillas tradicionales incandescentes.
  • Su vida útil es mucho más larga que la de la iluminación tradicional, llegando a más de 50.000 horas de vida útil.
  • Las bombillas LED se puede regular, por lo que es posible bajar la intensidad para ahorrar energía y, al mismo tiempo, crear diferentes ambientes según las necesidades. No precisamos de la misma luz cuando estamos cenando que cuando nos encontramos en un momento distendido con los amigos.
  • Produce menos emisión de calor, por lo que podemos ahorrar en aire acondicionado en los días de verano.
  • Su luz es mucho más brillante y nítida.
  • La contaminación lumínica que producen es mucho más baja que la tradicional.
  • Pueden ser controladas por sistemas domóticos y remotos a distancia.
  • Su instalación resulta mucho más sencilla que la de las bombillas halógenas.
  • Es más ecológica que el resto de bombillas y sus materiales son más renovables.
¡Síguenos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *